TEMPERLEYWEB > Historia > Investigaciones históricas

Cementerio de Disidentes de Llavallol

Rolando Ríos, compilador

8 de Noviembre de 2022

Cementerio de Disidentes de Llavallol

Íntimamente ligado a las colectividades escocesas, inglesas e irlandesas de la zona sur del Gran Buenos Aires, el Cementerio de Disidentes de Llavallol respondió a partir de 1898 -año de su creación- a una necesidad de cercanía de sus lugares de culto y sociales de aquellas comunidades.

Si bien son tres las etapas históricas del predio, dado que contuvo en primera instancia a la primera estación ferroviaria de Llavallol, luego fue cementerio británico y ahora es un cementerio privado, es indudablemente conocido por su pasado en el seno de la colectividad y por sus numerosos pobladores y personalidades que alberga en su descanso eterno.

Sin dudas, constituye un sitio histórico basal de nuestra historia.

Mapa del Cementerio de Disidentes de Llavallol

Lo más visto

CAP. 1 Los disidentes

Presbiterianos

Culto Anglicano

Anglicanos

Culto Presbiteriano

Según la Real Academia Española, quien diside es aquella persona que está separada de la doctrina común, creencia o conducta. Y los ciudadanos de las islas británicas se incluyen en esta categorización, si tenemos en cuenta las diferencias culturales, principalmente religiosas, que ostentaban principalmente los ingleses con su culto anglicano y los escoceses con el presbiteriano, respecto de los usos y costumbres argentinas del siglo XIX.

Cuentan Gualco y De Paula que el partido de Lomas de Zamora era en 1869, cuando se realiza el primer Censo Nacional una zona eminentemente rural y despoblada. La población registrada era de 803 argentinos, 155 franceses, 117 italianos, 47 ingleses, 41 españoles, 38 alemanes, 1 indiano y 53 varios, lo que hacía una población total de 1.255 habitantes. Es decir que la tercera parte de la misma era extranjera.

La llegada del ferrocarril y la política de inmigración masiva que desarrollaron nuestros gobernantes, incorporó a esta zona una significativa cantidad de extranjeros que provocaron un notable aumento de la población. Así, podemos observar que en 1895 la población de nuestro distrito llegaba a 17.232 habitantes y en 1914 a 59.874.

En 1870, la población total del país era de 1.800.000 habitantes, pero en 1900, ya alcanzaba los 4.600.000. Eso fue posible con la incorporación en esos años de 1.700.000 inmigrantes. En 1914 la población llegaba a 7.900.000 habitantes, pero estaban incluidos los 3.400.000 inmigrantes llegados y radicados hasta ese momento. La población extranjera estaba compuesta por un 50% de italianos, un 30% de españoles, un 10% de franceses y un 2% de ingleses.

A la zona sur del Gran Buenos Aires (Temperley, Banfield, Lomas de Zamora, Adrogué) comienza a llegar una gran cantidad de extranjeros que, con sus costumbres, su idiosincracia y su trabajo, fueron dándole las características que tiene actualmente. Distintas fueron las razones de su incorporación a nuestro medio, como también diferentes fueron sus oficios y sus ocupaciones, pero hoy, a través de sus descendientes, han logrado su integración definitiva a un país que los recibió con los brazos abiertos.

Los escoceses

Vapor Symmetry of Scarborough

El vapor Symmetry of Scarborough trajo de Escocia a la Argentina a los primeros colonos de esa nacionalidad, para constituir la Colonia agrícola Santa Catalina, en la actual ciudad de Llavallol

Si bien han arribado a la zona ingleses, escoceses, irlandeses y galeses, en distintas épocas, la historia comienza con el grupo de colonos escoceses que vinieron con Parish Robertson a Santa Catalina, en 1826, y posteriormente continuaron con los altos funcionarios del Ferrocarril Sud, que instalaron aquí sus casas-quintas y luego se afincaron definitivamente.

El idioma era una dificultad para su integración al medio y su religión era distinta a la que se profesaba en nuestro país, por lo tanto la construcción de sus propias iglesias era una de sus grandes preocupaciones.

El escocés, con su frugalidad, energía, capacidad para el trabajo rudo, era el hombre ideal para las labores agropecuarias y pese a los problemas que significaron la lucha contra los indios y las guerras civiles, prosperó. De hecho, muchos de ellos se constituyeron en importantes estancieros de la provincia de Buenos Aires.

John Parish Robertson

John Parish Robertson fue, junto con su hermano, el artífice de la colonia escocesa agrícola de Santa Catalina de Llavallol

La primera inmigración fue la de los escoceses que vinieron de Santa Catalina de la actual Llavallol. En 1825 John Parish Robertson trajo de Edimburgo en el vapor Symmetry of Scarborough, 220 inmigrantes escoceses y los instaló en su campo de 16.000 acres, que había adquirido anteriormente a los hermanos Gibson.

Entre los colonos llegaron médicos, agrimensores, arquitectos, carpinteros, pastores, floricultores, etc. y todos tenían experiencia anterior en materia de ganadería y agricultura.

Apenas llegados, construyeron viviendas; comenzaron con las tareas de labranza, hicieron establos, instalaron tambos, determinaron los lugares reservados para instalar futuras casas, almacenaron víveres y trabajaron de sol a sol.

Colonia agrícola Santa Catalina de Llavallol

Edificio principal de la colonia escocesa agrícola de Santa Catalina de Llavallol

En 1828 se realizó un censo y ya estaban instalados 326 colonos, a las que se habían incorporado 188 criollos, que colaboraban en el cuidado de las 2.754 cabezas de ganado vacuno y las 990 que ya tenían.

Los animales pastaban en los 13.000 acres que estaban sin cercar, porque los 3.000 acres restantes ya tenían a su alrededor cercos hechos de tala, lo que constituía una novedad en nuestros campos. En esas tierras estaban las plantaciones de duraznos y otros frutales junto a los sembradíos de trigo y maíz.

Entre los colonos se encontraba John Twedie, que había sido director del Jardín Botánico de Edimburgo, y bajo su dirección, se realizaron magníficos jardines y se construyó un hermoso parque, el cual durante mucho tiempo era frecuentado por muchos porteños que iban a descansar y al mismo tiempo realizar cacerías de cuervos, avestruces y patos.

Pese al progreso de la colonia, en sólo un año se precipitó el fracaso debido a una gran sequía. Como durante la primavera hubo altas temperaturas, el viento norte trajo inmensas mangas de langostas que arrasaron con todo.

Por falta de acopio de reservas de semillas, tuvieron que recurrir al gobierno solicitando ayuda, pero en esos momentos nuestro país estaba envuelto en luchas internas y tenía graves problemas internacionales. El gobernador Manuel Dorrego tuvo la mejor predisposición para ayudar a los colonos y envió un mensaje a la Cámara de Representantes solicitando un subsidio en el cual manifestaba que “El gobierno cree, que aún poniendo a un lado toda consideración de derecho por parte de los señores Robertson, es del mayor interés un establecimiento que seguramente va a ser el modelo de los trabajos agrícolas y de la felicidad rural. Porque es preciso convencerse que si el orden, la paz doméstica y todas las instituciones han de tener entre nosotros una existencia pacífica, se debe hacer todo el esfuerzo para sacar al país de la vida pastoril, que inspirando una gran independencia personal demasiado fuerte, es contraria al bienestar de los mismos que la ejercen. Además de esto, en el establecimiento Santa Catalina, se han introducido una porción de producciones del reino vegetal no existentes en el país, varios métodos nuevos de agricultura siendo de notarse que en mucha parte son efectuados por individuos del país”. Finalmente Dorrego decía que: “En fin, la colonia escocesa presenta hoy un ejemplo de la prosperidad, aunque naciente, a que pueden llegar los inmigrantes de Europa, que se determinan a adoptar por suya nuestra patria, la que de ese modo logrará vencer el principal obstáculo que se presenta por todas partes a su organización y que hará siempre infructuosos los esfuerzos de la autoridad vigilante, ilustrada y bienhechora".

Es notable la claridad con que Dorrego veía cuál era el gran problema argentino y cómo pese a ser el gran caudillo de los gauchos, opinaba así sobre la importancia de la inmigración extranjera, que recién iba a ser reconocida 25 años después en el Preámbulo de la Constitución Argentina. Aunque la Cámara inició el tratamiento del problema, la sublevación del Gral. Lavalle y el posterior fusilamiento de Dorrego, pusieron fin a las posibilidades del resurgimiento de la colonia escocesa.

El predio de la colonia en la actualidad. Luego de la disolución de la colonia ha sido ocupado por altas casas de estudio en ciencias veterinarias y agronómicas, y ha sido protegido por Ley como Reserva Provincial.

A partir de ese momento los colonos se dirigieron a distintos lugares. Algunos fueron a Buenos Aires y se convirtieron en comerciantes, que era una de las actividades más remunerativas de esos momentos; y otros siguieron ocupándose en trabajos rurales, en distintos lugares de la provincia. Algunas familias como los Bell, Barclay, Rodgers, se dirigieron a San Vicente, otros como los Brown, Robson, Young, Graham y Bell, a Quilmes y los Dodds, Rodger, Kidd y Bell, a Temperley. Pero la mayor cantidad de las familias de los colonos como los Bell, Graham, Johnstone, Dodds, Young, Robson, Rodgers, Purvis, Brown y Burns, se dirigieron a Chascomús, donde se establecieron en la zona de las Encadenadas, (que son una serie de lagunas conectadas entre sí), donde fueron dueños de los principales estancias y uno de los pilares principales de la sociedad local. Una de las principales estancias, “La Adela” fue vendida por Prudencio Rosas a tres escoceses muy vinculados con Temperley: Jorge Bell, James Burnet y James Dodds.

También se destacaban las estancias “Santa Elena”, “Barros Blancos”, “Estancia Grande”, “Los Altos” y “Valle de Santa Ana”, todas pertenecientes a la familia Bell; “La Adela”, de James Dodds; “San Felipe” , de James Burnett, y “Las Mulas”, de Johnstone y James Buchanan.

En Temperley, Enrique, Tomás y Jorge Bell compraron un campo de 328 hectáreas, en 1844, a las hermanas de Juan Bayley; y, en 1850, Enrique Bell les compró la parte a sus hermanos, y, en 1867, otra fracción a Adam Michel y destinó los mismos a la explotación agropecuaria. Mandó a construir una magnífica “manor house” (finca solariega), al mejor estilo inglés que fue famosa en esa época y se llamaba “La Chacra”. En ella se recibía a muchos amigos de paso a Chascomús o que venían a pasar una temporada. Esta hermosa mansión, luego de haber pasado por diversos dueños, hoy todavía se la puede ver en Allemandri y Mármol; la están refaccionando sus nuevos dueños, el Dr. Horacio Marcello y sus socios, tratando de mantener el estilo que siempre tuvo, con lo que se está restaurando una de las casas más antiguas de Temperley.

Enrique Bell murió en 1881 y su esposa Elena Paterson de Bell en 1889 a los 88 años, Los Bell eran una familia muy religiosa y la señora Elena había puesto, en 1872, la piedra fundamental en la iglesia presbiteriana St. Andrews, de Chascomús.

A su muerte heredaron sus hijos Georgina Bell de Bell, Isabel Bell de Dodds, Elizabeth Bell de Burnet y James Mohr Bell. La venta y loteo de los terrenos originales en dieron origen a numerosos barrios en Temperley y San José, como el Barrio General San Martín, en las cercanías de la Chacra de Bell.

Chacra de la familia de Henry Bell, en Temperley

Chacra de la familia de Henry Bell, en Temperley

La familia Bell era sin duda una familia de estancieros muy importante. A las estancias de Chascomús y Lomas ya mencionadas podemos agregar las 10.000 hectáreas que tenían en San Vicente y las 20.000 que tenía Jorge Bell en la zona de La Plata. En aquella época era la Ensenada de Barragán y las tierras ocupaban lo que hoy es Punta Lara. Una franja de terreno que se extendía hasta La Plata y lo que hoy es Gonnet y City Bell (Ciudad de Bell) cuyo nombre y estación correspondiente constituye un homenaje a los antiguos propietarios.

Otra de las familias escocesas de hondo arraigo en Temperley son los Dodds. Llegaron poco tiempo después de los primeros colonos y James Dodds, en 1897, escribió un libro Records of the Scottish Settlers in The River Plate and Their Churches, que es el libro de lectura obligado para los que quieran conocer el desarrollo de las primeras inmigraciones escocesas en la Argentina. Allí se puede apreciar cómo la religión ha sido un factor aglutinante de la colectividad en la Argentina y cómo ha estado presente permanentemente en los lugares donde había una importante presencia escocesa. James Dodds, que era “ovejero”, había llegado al país en 1840 y se casó con Isabella Bell, falleciendo en 1896. Su hijo Thomas fue uno de los fundadores y el primer presidente del Lomas Athletic Club. Esta familia tuvo una activa participación en el establecimiento y dirección de las iglesias presbiterianas de Chascomús, Quilmes y Temperley.

El Sr. James Dodds, luego de haberse jubilado en el Ferrocarril Pacífico, se dedicó por entero a colaborar en la iglesia St. Andrews, donde era muy querido por toda la colectividad británica. Dodds era conocido por su bohonomía y generosidad, a la vez que colaboró en reseñar esta historia de la colectividad, como mencionan Gaulco y De Paula en su libro "Temperley, su historia y su gente".

Los ingleses

Iglesia de la Santa Trinidad Holy Trinity Lomas de Zamora

Iglesia anglicana de la Santa Trinidad (Holy Trinity) en Lomas de Zamora

Los ingleses, en líneas generales, llegaron con y por el ferrocarril. Eran expertos funcionarios, técnicos y empleados, que facilitaron la posibilidad de las grandes inversiones inglesas, sin cuyas manos de obra para montar y administrar las empresas correspondientes, las inversiones hubieran sido imposibles.

Cuando las vías del Ferrocarril Sud llegan a Lomas de Zamora y Temperley, que era una zona alta, de excelente clima y grandes arboledas, estaban dadas las condiciones para la llegada de los ingleses, que iban a instalar sus quintas, sus costumbres y su forma de vida.

Desde que se inaugura la Estación de Lomas de Zamora, en 1865, toda la zona se va poblando de chalets de estilo inglés, dándole a Temperley una característica que ha perdurado en el tiempo. Instalaron colegios donde estudiar, templos donde orar y clubes donde reunirse y practicar deportes.

Una de las primeras manifestaciones religiosas se produjo cuando H. A. Green donó dos lotes en la Av. Almirante Brown y Cerrito, y bajo la dirección de los arquitectos Carlo Ryder y Edwin A Merry, se construyó el templo de la “Santísima Trinidad” (Holy Trinity), que fue inaugurado en el año 1873, y que estaba bajo la jurisdicción del obispo Rev. Waite Hockin Stirling de las Islas Malvinas. Entre los suscriptores para la construcción del templo estaban Jorge Temperley, Tomas Bracht, Guillermo T. Livingston, Wilson Jacobs, Tomas y José Drysdale, C. H. Krabbe, Carlos Murray, Constant Santa María, H. A. Green, Jorge Fair, Francis Younger y otros vecinos del lugar.

Poco tiempo después fue fundado un colegio llamado “Lomas Academy”, que funcionaba en España 268, Lomas de Zamora y cuyos directores eran R. L. Goodfellow y R. W. Rudd. La enseñanza se basaba en la del “Colegio de Preceptores” y en el de “Exámenes Locales de Oxford-lnglaterra”. En una propaganda de dicho colegio se aclaraba que se “prestaba especial atención al idioma castellano”. Este colegio iba a tener mucha importancia dentro de la colectividad inglesa, porque sus ex-alumnos formaron el Lomas Athletic Club y tomaron la dirección del prestigioso establecimiento de enseñanza que constituye el Barker College.

En marzo de 1891 unos 30 vecinos de la colectividad inglesa deciden fundar el Lomas Athletic Club (actual Club Atlético Lomas). Un mes más tarde se realizó una asamblea en la sede del Lomas Academy School y se designa al nuevo club con el nombre de “Lomas Academy Athletic Club”. Sin embargo, dos años más tarde, se decidió cambiarlo por “Lomas Athletic Club” y que todos los alumnos del Lomas Academy fuesen considerados desde ese momento socios de la nueva entidad. Los señores John Cowes, Thomas Dodds y James Gibson fueron los iniciadores. Thomas Dodds fue electo presidente hasta 1893 y lo sucedió en el cargo, hasta el año 1918 Francis Hepburn Chevallier Boutell. Al principio ocupó un terreno situado en las calles España, Colombres, Italia y Loria, donde se practicaba crocket y tennis, mientras que se jugaba rugby en una cancha ubicada en Av. Meeks, entre Gorriti y Loria. Al año siguiente se mudó a un terreno ubicado tres cuadras al este de la estación Lomas de Zamora, y en 1897, se decidió comprar el solar que tiene actualmente en Arenales y Alberti con un área de 30.000 m2.

Comisión directiva del Lomas Athletic Club

Comisión directiva del Lomas Athletic Club. Imagen: Lomas Athletic Club

Cuando se fundó esta entidad no se imaginaban sus promotores la importancia que iba a tener este club en el desarrollo del más popular de los deportes de nuestro país: el fútbol. Su primer Comisión Directiva presidida por Thomas Dodds, estaba integrada por T. M. Lees, James Gibson, John Cowes, W. W. Hayward, R. L. Goodfellow. Entre sus principales dirigentes estaban Rudd, Stanley, Clarks, Bell, Bergman, Bloomfield, Jacobs, Stirling, Pastor, Lugano y muchos otros más que sería imposible enumerar. Junto con otros clubes como Quilmes, Belgrano, Lobos, Buenos Aires, Flores y Rosario formaron la “Argentine Football Association League” (remoto origen de la actual Asociación de Fútbol Argentino), cuyo primer presidente fue el entonces titular del Lomas, Frank H. Chevallier Boutell. El Lomas Athletic ganó el primer campeonato en 1893 con 68 goles a favor, sólo 7 en contra e invicto. También ganó los campeonatos subsiguientes de los años 1894, 1895, 1896, 1897, 1898 y 1899. Su fútbol era respetado por su calidad, pero posteriormente ingresó a la Liga Británica de Fútbol que se jugaba los sábados hasta que, en la temporada de 1928, dejó de practicarlo. Sus equipos al principio estaban constituidos exclusivamente por británicos y en un partido que, en 1897, enfrentaron con el Club Lanús, los equipos formaban de la siguiente manera: Lomas Athletic; J. C. Anderson, Bridger, Leslie, Wright, A. Anderson, F. Jacobs, L. Jacobs, Francis Chevallier Boutell, G. Comber, Gibson, Stirling. Lanús estaba formado entre otros por T. Bridge, Buchanan, J. Nobili, C. Comber, Monroe, J. Bridger, Brown, Liste. Con el paso del tiempo, el aumento de la población, los casamientos con los criollos, se hizo cada vez más difícil encontrar apellidos ingleses en los distintos equipos del actual Club Atlético Lomas.

El golf ha sido y sigue siendo uno de los deportes de más arraigo en la institución. Su práctica se inició en 1892 en un terreno situado a ocho cuadras al este de la estación Lomas. Este terreno era de la Sra. J. Burnet y se construyó una cancha de 9 hoyos. En 1912 se logró un acuerdo con el Ferrocarril Gran Sud por el cual se arrendaron las tierras frente a la Estación Links (actual Unión Ferroviaria). En 1913 la cancha se amplió a 18 hoyos y se construyó una sede en dicha parada ferroviaria. En 1939 la entidad compró al ferrocarril las 56 hectáreas de tierra donde estaba la cancha.

Este club tuvo una gran influencia en nuestra zona. En 1892 ya tenía su equipo de rugby, organizó los primeros torneos de atletismo que se realizaron en la zona sur, y en 1897, carreras de ciclismo. En 1910 implantó el hockey y los bolos ingleses; y en 1928, inauguró la pileta de natación en su sede social.

Francis Hepburn Chevallier Boutell

Francis Hepburn Chevallier Boutell

Este club ha tenido mucho que ver con las distintas manifestaciones deportivas que han tenido lugar en nuestro medio y se lo puede calificar en base a sus méritos como "un club fundador". Participó en la fundación de la “Asociación Argentina de Golf”, de la “Unión Argentina de Rugby”, de la “Asociación Argentina de Cricket” y de la “Asociación Argentina de Bocha Inglesa”, además de su vinculación con el nacimiento de los campeonatos de fútbol, como hemos visto anteriormente.

La comunidad británica tenía tanta influencia en esos momentos, que llegó hasta formar en 1898 un partido político llamado Partido Local Independiente. Estaba como presidente Francis Hepburn Chevallier Boutell y como secretario Guillermo Parody. Pero no solamente estaba constituido por ingleses sino que también se incorporaron a sus filas distinguidos vecinos de Lomas. Así podemos ver entre sus fundadores a Frederic Cook, Diego Gibson, Eduardo Casares, Filemón Nava, G. J. H. Benton, Enrique Tagle, B. Oliver, Francisco Piola, Francisco Portela, P. L. Bridger, C. Casavalle, A. Clerici, J. Cowes, C. Camarlinghi, J. A. Garona, A. Isola, J. Mohr Bell, M. Smith, etc. Como podemos observar, entre los fundadores, se encontraban algunos de los que posteriormente iban a constituir la Unión Cívica Radical en Lomas de Zamora. El éxito coronó el nacimiento del nuevo partido, porque ese mismo año Francis Chevallier Boutell y Guillermo Underwood fueron elegidos concejales.

C. O. Barker había prestado servicios en el F.C.S. durante un cuarto de siglo y era un hombre indispensable en el Directorio. Al fallecer, el presidente del directorio Sr. Woodbine Parish decidió construir un edificio en Lomas de Zamora, que era el suburbio preferido por el Sr. Barker, para ser destinado a una escuela con salones suficientemente amplios para reunir la colectividad inglesa en sus reuniones y fiestas. Se propuso el nombre de “Barker Memorial Hall” y donó 2.000 libras esterlinas para su construcción, debiéndose obtener el resto por suscripción.

El 21 de agosto de 1897 fue inaugurado el “Barker Memorial Hall”, instalándose en él una escuela, que fue la más importante de la zona para los habitantes de habla inglesa. Entre la institución denominada “Lomas School Committee”, que se hallaba representada por los señores W. R. Cassels, Frederic Charles Cook, T. H. Chevallier Boutell, E. W. Romer, T. Dodds, J. E. Wright, R. Could, y la empresa de Ferrocarril Sud, representada por el Sr. D. Guillermo White, se celebró un contrato de arrendamiento del “Barker Memorial Hall”, el 8 de julio de 1896.

Posteriormente, en el año 1924, los señores Austin, Lett y Streeton fundaron en la calle Juncal el “Queen's Club”, dedicado fundamentalmente a la práctica del tenis. Este club, inicialmente, fue muy cerrado a la colectividad inglesa y durante mucho tiempo apenas tenía 80 socios. Actualmente incorporaron una pileta de natación y un frontón, y tiene más de 400 socios, pero aunque ya ha ingresado mucha gente nueva, no ha perdido su carácter familiar que siempre lo ha caracterizado.

En 1887 se inauguró el “Victoria Convalescent Home”, que era un anexo del Hospital Británico de Buenos Aires, y estaba ubicado en la calle Rawson y las vías del ferrocarril en Llavallol.

Finalmente podemos decir que en Llavallol, donde estaba anteriormente la estación del Ferrocarril Oeste, se inauguró, en 1898, el Cementerio de Disidentes de Llavallol, también conocido como cementerio Inglés, donde actualmente descansan muchos de los primeros pobladores de Temperley.

Frederic Charles Cook

Frederic Charles Cook

La llegada masiva de ciudadanos británicos debida al ferrocarril, determinó la construcción de numerosos chalets de estilo inglés. El Ing. James Smith y el constructor John Mitchel, ambos pertenecientes al Ferrocarril Sud, quien había edificado las estaciones de Lomas, Banfield y Temperley, construyeron numerosos de ellos, que aún se pueden observar en inmejorables condiciones pese al tiempo transcurrido.

Entre los nuevos pobladores se encontraban Robin Murray, que era el jefe de Almacenes del F.C.S. y su casa se encontraba frente a las vías en la calle 14 de Julio; hoy pertenece a la empresa ferroviaria. James Smith vivió en Guido 465, casa que actualmente pertenece a la familia Gualco. Frederic Charles Cook, que tenía una importante chacra en Esmeralda al 900 (La Chacra de Bell, que había pertenecido a Henry Bell), además de una finca en Guido y Lavalle, ocupando toda la manzana. T. B. Stewart, que era el Gerente de Tráfico del F.C.S., vivía en Suárez y Fernández. Douglas S. Purdon, que era el Ing. en Jefe del F.C.S., en Suárez 335. James Duncan, jefe de Ingenieros del F.C.S., en Gral. Paz y Brandsen. Montgomery, que era el Contador General del F.C.S., en la calle Guido casi esquina Gral. Paz, donde luego vivió Allerton, quien era el jefe de confitería del F.C.S. Luis W. Sturgeon, que había sido funcionario del F.C.O., vivió en Guido 470. John Dandridge, que era médico del Hospital Británico (un loco lindo según sus amigos), vivió en la calle Fernández 360, en una casa actualmente de propiedad de la familia De Salvo. John Thompson, gerente de la Wullock Rope Ltd., vivía en Suárez 225. Edgar, funcionario del F.C.S., en una casa construida por James Smith en Guido y Avellaneda. James Dodds, vinculado al F.C.P. en Lavalle 188. Owen Elder, que era médico del Hospital Británico, vivía en Guido 432. Douglas Streeton, el ex-campeón de tenis del Lomas Athletic Club desde 1934 hasta 1939, que fue a luchar como voluntario en la Segunda Guerra Mundial vivía en Suárez y Lavalle y luego en Guido al 400. Juan Buchanan, abogado, criador, productor agropecuario y cuyo abuelo llegó de Escocia a Entre Ríos en 1843, vivía en Gral. Paz 151, luego de haberse jubilado como abogado de Firestone S.A. John Humphreys, también del Hospital Británico, vivió en Guido y Gral. Paz, y Alejandro Cowes, quien fuera encargado del templo “Holy Trinity”, en Almirante Brown y Cerrito.

Reginald Pentreth, que fue gerente del Banco Anglo-Sudamericano, vivía en Lavalle y Guido. Gordon Campbell, quien trabajaba en el Frigorífico Anglo y era productor agropecuario, fue uno de los últimos descendientes de la familia Bell, en Temperley, vivía en la calle Gral. Paz. Sonny Bindon, cuyo padre fue uno de los principales constructores de Temperley, vivía en Pichincha 684, y la Sra. Ana Allen de Murphy, cuyo esposo fue jefe del Frigorífico Armour, vivía en Guido 787. En la calle Espora, casi esquina con Gral. Paz vivían los Gibson y los Fraser, que eran los dueños de la Fábrica Argentina de Alpargatas.

En el Palacio Sansinena, frente a la estación, vivió durante un tiempo Vernon Lindop, que era el gerente de la Cía. Forestal y la Cía. Sansinena. Cosgrove Houston, que fue Gerente de la Compañía de Aguas Corrientes, luego de cesar en su cargo dejó la casa de la compañía ubicada en H. Yrigoyen y Garibaldi, y se mudó a Suárez y Lavalle. Brechley, que era Jefe de Vías y Obras del F.C.S., vivía en Lavalle 266, donde después vivió F. Brimicombe, que fue Presidente de la Compañía Nobleza de Tabacos.

Luego de producirse el remate de Temperley, C. I. Livingston tenía una quinta en la avenida Almirante Brown, la cual se extendía desde Juncal hasta casi tocar Ituzaingó. También Drysdale, que era cuñado de Gastón Sansinena, edificó la casa quinta de la calle 14 de Julio junto a las vías y que hoy pertenece a la línea F.C.G.R., donde vivió hasta el infortunado suceso, cuando su hijo, al cruzar las vías, fue arrollado por el ferrocarril.

Los galeses

La llegada de los 150 colonos galeses a Rawson, Chubut, se produce en 1865, cuando arriban en el vapor “Mimosa”, y posteriormente cuando llegan otros 400 más para construir el ferrocarril que habían solicitado a las compañías inglesas para esa zona.

Son pocos los galeses que hay en Temperley actualmente, pero no han tenido ningún problema en integrarse totalmente en el país.

La señora Enriqueta Errecaborde de Nicolucci, que vivía en Meeks 1026, era la nieta de John Murray Thomas, que fue uno de los primeros colonos que llegaron a Rawson y que fue el jefe del Primer Regimiento de Fusileros del Sud que lucharon en la Patagonia, a las órdenes del Coronel Fontana. John Armon Jones, casado con Estela Lugano, que vivía en Guido al 400, era nieto de John Eryrys Jones, que era colono en Gaiman, Chubut, en 1885. Owen Elder, que vivía en Guido 432, era médico del Hospital Británico y su esposa era la organista de la iglesia St. Andrews, también era galés. Cada vez hay menos galeses que hablen su idioma de origen y además aceptan realizar bodas mixtas cuando contraen matrimonio con personas de otra religión.

Los irlandeses

Los irlandeses, tal vez hayan sido los que mejor se adaptaron y se integraron al país que habían elegido para vivir. Cuando la gran “potato famine” diezmó la población irlandesa, se produjo un gran éxodo a todas partes del mundo. Estados Unidos recibió gran parte de ellos, pero también llegaron en gran cantidad a nuestro país. Se establecieron en distintas regiones dé la provincia y fundaron estancias. Sus descendientes “miembros de distinguidas familias, llevan los apellidos Duggan, Healy, Casey, Feeney, Morgan, Murphy, Glew, etc., pero usan el español como su propia lengua y en muchos casos hablan inglés con dificultad, si es que lo hablan”. La religión aquí fue para ellos un factor muy importante de integración con el país donde se habían decidido vivir.

Los irlandeses que inicialmente llegaron para realizar tareas agropecuarias, se integraron rápidamente en el país y tuvieron una activa participación en la Parroquia Ntra. Señora de la Piedad de Temperley, como el caso de las familias Kelly, Horan, Mc Loghlin y Kiernan. También Robin Murray, del Ferrocarril Sud, y John Humphreys, que vivía en Fernández 335, y estaba en el Hospital Británico, eran irlandeses.

CAP. 2 La primera estación de Llavallol

Es de especial importancia comprender la historia del predio del Cementerio de los Disidentes de Llavallol, para entender su presente.

La fundación de la ciudad de La Plata influyó en la planificación del tendido ferroviario en Temperley y las futuras ciudades de Turdera y Llavallol, ya que el Ferrocarril de la Provincia de Buenos Aires (FCPBA), anteriormente llamado Ferrocarril Oeste de Buenos Aires (FCOBA) planificó la construcción de un ramal de La Plata a Haedo, cruzando al Ferrocarril Sud (FCS) entre Temperley y Adrogué, por el puente que aún hoy perdura.

Las autoridades del FCS vieron entonces la oportunidad de conectar su línea con la del FCPBA para llegar a La Plata desde Plaza Constitución, haciendo así una interesante competencia a su enemigo, el Ferrocarril Buenos Aires y Ensenada (FCBAE) que ya llegaba a La Plata, vía Empalme Pereyra. Por otra parte el FCPBA se mostró interesado en tener un empalme con el FCS y al menos una estación de cargas en el lugar. Y ese lugar fue Temperley.

Estación 19 de Noviembre de la ciudad de La Plata. Fue la primera estación de la ciudad

Estación 19 de Noviembre de la ciudad de La Plata. Fue la primera estación de la ciudad, y estaba ubicada donde actualmente se encuentra el Pasaje Dardo Rocha

Así, el 15 de febrero de 1884 se habilitó un empalme entre la estación José Mármol del FCPBA y Temperley del FCS permitiendo que los trenes transportaran pasajeros y carga entre las estaciones Plaza Constitución y La Plata, y conectando a Temperley con José Mármol, Florencio Varela, Estanislao S. Zeballos, Bosques, J. M. Gutiérrez, Pereyra, Villa Elisa, City Bell, Alsina (actual Gonnet), Ringuelet, Tolosa, 19 de Noviembre (actual La Plata) y Ensenada.

Un decreto de la Provincia fechado el 18 de febrero del mismo año autorizaba al FCS a trasladar la estación Temperley a su actual emplazamiento (200 m al sur de la ubicación original) donde existía el terreno adecuado y necesario para una estación con empalme, por la importancia que iba adquiriendo. Es así como la estación Temperley se traslada a su ubicación actual en 1884, y finalmente estrena las instalaciones que hoy conocemos en 1888, obra de los constructores George R. Mitchell, a las órdenes de James Smith. Para reforzar la importancia de la línea, el 13 de mayo de 1884 se inaugura la doble vía de Plaza Constitución hasta Burzaco.

Estación Temperley 1884

El 16 de julio de 1885 el FCPBA inaugura el tramo Temperley-Cañuelas, como continuación del ramal que iniciando en Ensenada, pasaba por La Plata, Villa Elisa y Florencio Varela, convirtiendo a Temperley en el mayor nudo ferroviario del conurbano bonaerense, generando en esta estación más tráfico, que se incrementó con la prolongación de Cañuelas a Las Flores ya que este nuevo ramal acortaba la distancia entre Plaza Constitución y Bahía Blanca. Así quedó también inaugurado el puente que hoy vemos entre Temperley y Adrogué, que permitía el paso del tren desde Mármol hasta la primera estación Llavallol.

Estación Temperley Santa Catalina Llavallol 1885

Y en este punto es conveniente reseñar brevemente dos historias perdidas en los anales ferroviarios, correspondientes a edificios que ya no están entre nosotros. Uno se trata de la primitiva estación Llavallol (primero llamada Santa Catalina), que estaba ubicada en el actual predio del Cementerio de los Disidentes de Llavallol. Había sido inaugurada en 1885 con el primer trazado de la vía a Cañuelas. La otra es la de la llamada "cabín del Empalme Santa Catalina".

Estación Temperley Llavallol Santa Catalina 1886

El extraño giro de la vía original en Llavallol se explica porque el FCPBA (ex FCO) estaba ejecutando el proyecto estratégico de conectar La Plata con Cañuelas y luego proseguir a Las Flores, pero también quería conectar Haedo con La Plata. No olvidemos que desde Haedo podría fácilmente conectarse con la vía troncal de la que hoy es la Línea Sarmiento, de la cual también era propietaria en aquella época. Y ambos proyectos se tocaban en la zona conocida como Santa Catalina.

En 1886 se inaugura el tramo Temperley-Haedo, inaugurándose la actual estación Santa Catalina. Y acá ingresa el segundo eslabón de esta historia: el cabín (así se llamaban las cabinas ferroviarias en aquella época) del Empalme Santa Catalina, que servía para cambiar la vía para ir por la vía a Haedo, o hacerlo por la vía a Cañuelas. Esta cabina, de la que hoy sólo se tienen algunas fotografías, tuvo el mismo destino que aquella estación primera de Llavallol, y hoy ya no existe.

Cabín de Santa Catalina, que funcionó entre 1885 ó 1886 y 1890 para vías Temperley a Cañuelas

"Cabín" de Santa Catalina, que funcionó entre 1885 ó 1886 y 1890 para cambiar la vía de Temperley a Cañuelas o a Haedo. El edificio fue removido luego de 1890, al quedar en desuso.

En 1890 la empresa provincial FCPBA es adquirida por la concesionaria del FCS, de capitales británicos. El mismo año, se inaugura el nuevo trazado, que coincide con el actual. La historia de la primera estación Llavallol se completa con su desaparición física debido a la creación del Cementerio de los Disidentes en 1897 en el predio que solía ocupar.

Estación Temperley Llavallol Santa Catalina 1890

La nueva conexión para el ramal Temperley-Cañuelas, dejó entonces compartir la vía a Haedo en su primer tramo. El mismo año de 1890 se inauguró la actual estación Llavallol, y se desafectaron por lo tanto la antigua estación y el cabín Empalme Santa Catalina. Las estaciones de la zona se completan en 1909 con la inauguración de Turdera sobre el nuevo trazado a Cañuelas, y en 1940 con la Parada Hospital Español, sobre la vía Temperley-Haedo.

Actual estación Llavallol

Actual Estación Llavallol, sobre la vía Temperley-Ezeiza-Cañuelas, inaugurada en 1909

Estación Santa Catalina

Estación Santa Catalina, sobre la vía Temperley-Haedo, inaugurada en 1886

CAP. 3 El Cementerio de Disidentes

Cementerio de Disidentes de Llavallol

A la importante radicación de ciudadanos británicos en la zona, le siguió la necesidad de la colectividad de contar con instituciones sociales y religiosas que nuclearan a la comunidad y le brindaran contención en los buenos y malos momentos.

Además, debe decirse que los cementerios, en aquella época, eran católicos, y no permitían una ceremonia a la usanza de otras religiones, como el anglicanismo que profesaban principalmente los ingleses, o el presbierianismo de los escoceses.

Los cementerios disidentes protestantes empezaron a desarrollarse en varios puntos de Buenos Aires para dar un sitio de último reposo a aquellos muertos que no pertenecían a la religión católica. El libro de Raffo lo grafica de un modo muy elocuente: "Una situación inesperada y atípica se vivió durante los días de las Invasiones Inglesas de 1806 y 1807. Muchos soldados 'herejes' británicos caídos en combate fueron sepultados en los entonces descampados de la Recoleta o cerca del río".

Las invasiones inglesas en 1807 pasaron por San José, Temperley, Turdera y Llavallol

Las tropas inglesas de la segunda invasión inglesa de 1807 pasaron por San José, Temperley, Turdera y Llavallol, recorriendo el Camino de Quilmes a Monte Grande (actual Av. Eva Perón - 9 de Julio - Av. Antártida Argentina)

Mientras algunos espacios para los ingleses fallecidos se iban abriendo en los barrios porteños, en Lomas la historia fue un poco más difícil. Existen innumerables anécdotas sobre la odisea que significaba sepultar a un no católico en Buenos Aires, por lo que la idea de un cementerio disidente en el sur, donde la comunidad angloparlante era cada vez más grande, se tornaba urgente.

El 12 de abril de 1892 en la Asamblea General Anual de Pascua del Consejo Parroquial de la Iglesia Santa Trinidad se planteó por primera vez y públicamente la apertura de un cementerio protestante. Hasta su apertura efectiva pasaron siete años de idas y vueltas, presentaciones, politización y hasta un intento de escisión de Banfield.

Cementerio de Disidentes de Llavallol

Capilla del Cementerio de Disidentes de Llavallol

Primero, la Municipalidad propuso donarles el ángulo noroeste del Cementerio Municipal, pero la comunidad británica no aceptó los condicionamientos que esto implicaba.

Así las cosas, y luego de algunos trámites y coordinación con la Provincia de Buenos Aires y el Ferrocarril Sud, que donó las 7 hectáreas de la antigua estación ferroviaria, el 6 de Noviembre de 1898, se habilitó el cementerio en la calle Garibaldi 3578 de Llavallol.

La condición de la donación por parte del FCS fue que su destino fuera de uso exclusivo de un "Cementerio Inglés", como consta en la escritura original. En ese momento se hizo cargo del cementerio la Sociedad Británica de Lomas de Zamora, que era la figura legal de la Iglesia Anglicana de la Santísima Trinidad (Holy Trinity) de la ciudad. Su primer sepultado, el estanciero inglés, James Gerry.

Capilla del Cementerio de Disidentes de Llavallol

Capilla del Cementerio de Disidentes de Llavallol

En 1922 se edificó la capilla, en homenaje a los vecinos miembros de la colectividad que se enlistaron voluntariamente para combatir en la Primera Guerra Mundial. En su memoria, las contribuciones comunitarias lograron su construcción, y las placas grabadas con sus nombres en el interior.

Dentro del predio también se puede apreciar el Reloj del Sol, como símbolo del respeto a las tradiciones.

La Asociación Cementerio Disidentes de Lomas de Zamora se creó en 1967 como figura legal para la administración y mantenimiento del predio,

"En los primeros años de la década del sesenta comenzaron a llegar al cementerio solicitudes de compra de sepulturas procedentes de familias 'no disidentes', las cuales eran rechazadas con el argumento de 'no encuadrar dentro de los límites de nacionalidad y religión de la institución'. Pero todos eran conscientes de que se aproximaban tiempos de cambios", afirma Raffo en su libro.

En 1988, la comisión empezó a analizar cada solicitud de "no disidentes" de forma particular y se empezó a pensar un modo de definir la disidencia, que mucho había cambiado desde los orígenes hasta esos tramos finales del siglo XX.

Capilla del Cementerio de Disidentes de Llavallol

Capilla del Cementerio de Disidentes de Llavallol

En la actualidad, y desde 1999, su denominación es Cementerio Parque Bosques de Santa Catalina continúa y se encuentra abierta a todas las personas de distintas nacionalidades pertenecientes a cualquier culto disidente.

El presidente de la comisión que lo administra, Bernardo Browne, entrevistado por Clarín en 2020 espresó que el cementerio tiene "su arboleda, mucho espacio y placas a ras del suelo. No se permiten piedras grandes ni monumentos. Eso le da un clima especial, más privacidad y es lo que muchas familias priorizan". Hoy, en las placas que se ven al recorrer el parque, hay nombres árabes, judíos, familias enteras británicas y también católicos.

Aquí se realizan ceremonias de distintos credos. Se trata, no obstante, de un lugar pequeño e íntimo, donde se hacen entre 50 y 55 entierros por año, lo suficiente para mantener el espacio sin abandonar su espíritu original.

Cementerio de Disidentes de Llavallol

Cementerio de Disidentes de Llavallol

ANEXO

Nómina de Primeras Sepulturas

Registro oficial

Datos: Partida - Nombre - Fecha - Edad - Estado - Nacionalidad - Profesión - Domicilio

1. James Gerry. 07/11/1898. 72 años. Inglés. Estanciero.

2. Carlos Martin. 13/11/1898. 48 años. Inglés. Estanciero. Lomas de Zamora.

3. Frida y Eleanor Hoffmann. 11/12/1898. 2 y 4 meses. Argentinas. Lomas de Zamora.

4. Maria Noble Marshall. 11/12/1898. 66 años. Viuda. Argentina. Lomas de Zamora.

5. John Underwood. 09/01/1899. 77 años. Casado. Inglés. Caballero. Lomas de Zamora.

6. Eduardo Guillermo Glaslett Bristow-Goslett. 10/03/1899. 1 año. Argentino. Lomas de Zamora.

7. Archibaldo Auld. 27/04/1899. 44 años. Casado. Escocés. Comerciante. Lomas de Zamora.

8. José Edgar Wright. 21/05/1899. 60 años. Casado. Inglés. Corredor. Lomas de Zamora.

9. Mabel Graham Dodds. 28/05/1899. 2 meses. Argentina. Lomas de Zamora.

10. Ana Staven de Preiswerk. 30/06/1899. 49 años. Alemana. Banfield.

11. Stanley James Kingsbury. 20/07/1899. 22 años. Soltero. Argentino. Banfield.

12. Edward Ernest Morgan. 24/07/1899. 4 meses. Argentino. Banfield.

13. Cipriana J. de Sánchez. 24/08/1899. 68 años. Viuda. Argentina. Lomas de Zamora.

14. Horace Davis Woodwell. 07/11/1899. 55 años. Casado. Estadounidense. Comerciante. Banfield.

15. Luisa Moll de Savelli. 14/02/1900. 85 años. Viuda. Alemana. Lomas de Zamora.

16. Emelio Cuntz. 19/02/1900. 72 años. Francés. Comerciante. Temperley.

17. Gwendoline E. Bennett. 22/03/1900. 21 meses. Argentina. Barracas al Sud.

18. Ella Aikens Cowes. 01/04/1900. 17 años. Argentina. Temperley.

19. Alice Rice. 04/04/1900. Argentina. Lomas de Zamora.

20. Enrique Goodwin Kingsland. 03/05/1900. 20 años. Soltero. Australiano. Comerciante. Banfield.

21. Douglas St. Clare Gibson. 14/05/1900. 23 años. Soltero. Argentino. Lomas de Zamora.

22. Roberto Leyden Goodfellow. 18/06/1900. 36 años. Casado. Escocés. Profesor. Lomas de Zamora.

23. Guillermo Butler Whitaker. 19/07/1900. 86 años. Casado. Inglés. Burzaco.

24. Sarah Ann Campbell. 27/07/1900. 41 años. Casada. Inglesa. Banfield.

25. C. Hughes de Blythman. 26/08/1900. 65 años. Casada. Inglesa. Temperley.

26. José Enrique de Llano. 31/08/1900. 84 años. Casado. Español. Lomas de Zamora.

27. Thomas G. D. Mathias. 09/10/1900. 17 meses. Argentino. Del Valle Est. FCS.

28. Henry George Barn Fester. 17/12/1900. 1 año y 6 días. Argentino. Temperley.

29. Thomas Franklin Andrews. 24/12/1900. 5 meses. Argentino. Banfield.

30. Peter Craig. 12/02/1901. 72 años. Casado. Escocés. Estanciero. Banfield.

31. Elizabeth M. Sotham. 15/02/1901. 63 años. Viuda. Inglesa. Villa Stanley. Adrogué.

32. Bond. 31/03/1901. Nació muerto. Argentino. Banfield.

33. Federico Gehmer. 04/05/1901. 41 años. Casado. Alemán. Comerciante. Buenos Aires.

34. Carlos Federico Müller. 13/05/1901. 66 años. Casado. Austríaco. Comerciante. Lomas de Zamora.

35. Cuthbert W. Griggs. 13/05/1901. 1,5 meses. Argentino. Banfield.

36. John Hymers. 12/06/1901. 37 años. Casado. Escocés. Temperley.

37. Janet Leslie Attwell. 28/06/1901. 86 años. Soltera. Escocesa. Lomas de Zamora.

38. Enrique Pallardo. 09/08/1901. 37 años. Casado. Español. Comerciante. Temperley.

39. Ana Mayer de Kurtz. 18/08/1901. 38 años. Viuda. Suiza. Llavallol.

40. Diego Carson Forrest. 09/09/1901. 2 años y 6 meses, Inglés. Lomas de Zamora.

41. Helen Rice. 22/09/1901. Argentina. Lomas de Zamora.

42. Elena Ana Isnardi. 11/11/1901. 1 año. Argentina. Lomas de Zamora.

43. Ismael Alejandro Fernández. 26/11/1901. 9 meses. Argentino. Banfield.

44. John Garnett Clarke. 29/11/1901. 6 años y 6 meses. Argentino. Lomas de Zamora.

45. James Hogg. 07/02/1902. 60 años y 6 meses. Casado. Británico. Broker. Lomas de Zamora.

46. Paul Francia Prosene. 24/05/1902. 6 meses y 6 días. Estadounidense. Lomas de Zamora.

47. Albert Victor Johnson. 01/08/1902. 28 años. Soltero. Británico. Lomas de Zamora.

48. John Marjoribanks. 14/08/1902. Argentino. Temperley.

49. George Mattheus Smith. 10/09/1902. 22 días. Argentino. Burzaco.

50. Elton T. Miller. 15/10/1902. 49 años. Estadounidense. Banfield.

51. Thomas Aycliffe. 06/11/1902. 78 años. Casado. Inglés. Empleado. Lomas de Zamora.

52. Maria Ana Brewster Whitaker. 10/11/1902. 89 años. Viuda. Inglesa. Burzaco.

53. Charles Edward Wright. 29/11/1902. 25 años. Soltero. Argentino. Barracas al Sud.

54. Dominga Guerino de Zorano. 10/12/1902. 21 años. Casada. Italiana. Lomas de Zamora.

55. L. B. Schainer. 29/01/1903. 72 años. Casado. Austríaco. Lomas de Zamora.

56. Rosa de Rodríguez. 16/03/1903. 65 años. Viuda. Portuguesa. Lomas de Zamora.

57. Harold Arthur Cotman. 23/03/1903. 50 años. Casado. Inglés. Cajero del FCS. Lomas de Zamora.

58. Frederic James Gibson. 09/04/1903. 16 años. Soltero. Argentino. Lomas de Zamora.

59. Thomas Franklin Andrews. 20/05/1903. 38 años. Casado. Inglés. Empleado FCS. Banfield.

60. Elena Bryce Craig. 21/06/1903. 74 años. Viuda. Inglés. Banfield.

61. Olwen Mary Owen Shelby. 16/08/1903. 2 años. Inglesa. Los Talleres FCS.

62. Guillermo E. Wright. 14/09/1903. 27 años. Soltero. Argentino. Empleado. Buenos Aires.

63. John V. Baker. 11/10/1903. 40 años. Casado. Inglés. Lomas de Zamora.

64. Alexander Williamson. 22/10/1903. 70 años. Casado. Inglés. Adrogué.

65. Mary Caldwell Forrest. 01/11/1903. 73 años. Casada. Británica. Lomas de Zamora.

66. Alejandro Fernández. 01/12/1903. 1,5 meses. Argentino. Banfield.

67. Teresa St. Joseph. 26/12/1903. 33 años. Casada. Italiana. Lomas de Zamora.

68. Elena Traer. 29/01/1904. 60 años. Casada. Inglesa. Banfield.

69. Margaret Messerschmidt. 11/03/1904. 9 años. Argentina. Almirante Brown.

70. G. F. de Reichter. 18/03/1904. 30 años. Casada. Alemana. Lomas de Zamora.

71. James Tannahill. 13/05/1904. 21 años. Soltero. Escocés. Empleado. Lomas de Zamora.

72. James Smith Ritchie. 17/06/1904. 63 años. Casado. Escocés. Hacendado. Lomas de Zamora.

73. Vera Mohr Bell. 18/06/1904. 4 meses. Argentina. Adrogué.

74. Carlos Weiss. 09/07/1904. 62 años. Casado. Alemán.

75. Hector Isnardi. 18/07/1904. 3 meses. Argentino. Lomas de Zamora.

76. Eleanora Noble de Conran. 07/08/1904. 68 años. Casada. Argentina. Adrogué.

77. H. Noeleng. 19/09/1904. 1 día. Argentina. Monte Grande.

78. Robert Lowden Walls, 17/11/1904. 63 años. Casado. Escocés. Rentista. Banfield.

79. J. H. Wall. 06/04/1905. 27 años. Casada. Inglesa. Lomas de Zamora.

80. Arturo Heywood. 16/03/1905. 44 años. Casado. Inglés. Lomas de Zamora.

81. Rodolfo Devitt. 27/03/1905. 15 años. Soltero. Argentino. Newton.

82. María Juana Cook. 16/04/1905. 41 años. Soltera. Argentina. Temperley.

83. John Frank Philip Hessenmüller. 02/08/1905. 17 meses. Argentino. Adrogué.

84. Pedro Domingo León. 13/08/1905. 40 años. Casado. Español. Banfield.

85. Catherine Goodfellow. 20/09/1905. 9 meses, Argentina. Lomas de Zamora.

86. Mónica Cabrera. 18/10/1905. 24 años. Soltera. Argentina. Temperley.

87. Juan Cowan. 02/12/1905. Casado. Lomas de Zamora.

88. Rosa María Horisberger. 11/12/1905. 5 meses. Lomas de Zamora.

89. Ana H. R. Ayliffe. 28/03/1906. 71 años. Viuda. Británica. Lomas de Zamora.

90. Ludovico Aarestrup. 06/04/1906. 40 días. Argentino. Banfield.

91. J. F. Bennett. 02/06/1906. Casada. Inglesa. Bahía Blanca.

92. Catalina M. Blancowe. 10/11/1906. Inglesa. Lomas de Zamora.

93. Federico T. Conmay. 17/01/1907. 33 años. Casado. Inglés. Banfield.

94. Elena Guick. 27/01/1907. 84 años. Viuda. Inglesa. Lomas de Zamora.

95. Juana Noelting. 02/02/1907. 56 años. Argentina. Santa Catalina.

96. Robert William Kendrick. 02/02/1907. 13 meses. Inglés. Lomas de Zamora.

97. George Robins. 08/04/1907. 32 años. Soltero. Inglés. Empleado. Haedo.

98. Inez Emma Aarestrup. 10/07/1907. 10 días. Banfield.

99. Isabel M. de Clark. 10/07/1907. 43 años. Casada. Escocesa. Banfield.

100. Lizzy Levein de Wallace. 08/09/1907. 32 años. Casada. Inglesa. Banfield.

Cementerio de Disidentes de Llavallol

Compilación: Rolando Ríos

Fuentes

Citibellinos. Los Bell. En City Bell Viva. Link

Citibellinos. Nuestros Bell. En CB Histórico. Link

Clarín. El Cementerio Disidente de Llavallol: cuando los británicos de Lomas de Zamora no tenían dónde enterrar a sus muertos. Por Malena Baños Pozzati. Link

Explora, Fabián S. Cementerio Bosques de Santa Catalina, ex Disidentes. Lllavallol. PBA. Creado en 1897. Link

Genealogía Familiar. James Bell. En Genealogía Familiar. Link

Gualco, Jorge N. y De Paula, Alberto S. J. Temperley, su historia y su gente. Ed. Pleamar, 1988.

La Unión. La historia detrás del Cementerio Disidente de Llavallol. Por Aníbal Manzi. Link

Llavallol Cemetery. Registros de fallecimientos 1898/1915.

Raffo, Victor David. Donde vive la memoria: Hechos, relatos y la historia del cementerio Disidente de Llavallol. Buenos Aires, 2010.

Ríos, Rolando. Así evolucionó la red ferroviaria en Temperley, Llavallol y Turdera. En TemperleyWeb. Link

Ríos, Rolando, comp. Historia de Temperley. En TemperleyWeb. Link

Ríos, Rolando, comp. La colonia escocesa agrícola de Santa Catalina de Llavallol. En TemperleyWeb. Link

Ríos, Rolando, comp. La iglesia presbiteriana de Temperley. En TemperleyWeb. Link

¿Querés saber más?

Cronología histórica
Investigaciones históricas
Vecinos

Seguinos

TemperleyWeb

Sitio web dedicado a las ciudades de Llavallol, San José, Temperley y Turdera

Si pasa en tu ciudad, te pasa a vos

Fundado el 25 de Mayo de 2000