21 de Septiembre de 2022

¿Por qué deben crearse más Municipios en la Provincia de Buenos Aires?

Por Rolando Ríos

Publicado en TemperleyWeb

La Provincia de Buenos Aires posee en su debe una enorme deuda con la democracia, que se evidencia en una organización territorial deficiente que admite dos categorías de análisis.

En el interior, localidades que, de contar con la legislación municipal de otras provincias (Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Entre Ríos, etc.) o países (Uruguay, por caso) ya tendrían su propio municipio, por cumplir con los requisitos mínimos para disponer de un gobierno propio, pero por pertenecer a la Provincia de Buenos Aires, aún no lo tienen.

En el AMBA, municipios superpoblados que resisten la división por motivos políticos, ya que han sido diagnosticados por la misma Provincia de Buenos Aires como inviables e insustentables desde el punto de vista de su relación con el ciudadano (Proyecto “Análisis Integral del Conurbano Bonaerense” del CFI en 1993, para el Proyecto Génesis 2000, encargado por la Provincia de Buenos Aires). En esta lista, surgida de dicho proyecto se encuentran 6 Municipios que debieron dividirse a mediados de los '90s: La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes, Almirante Brown, Merlo y Tigre, y si tomamos el número de 300.000 habitantes que era el límite deseable para un municipio, también forman parte Avellaneda, Berazategui, Esteban Echeverría, Florencio Varela, General San Martín, José C. Paz, La Plata, Lanús, Malvinas Argentinas, Moreno, Morón, Pilar, San Miguel y Tres de Febrero.

Hay que decir también que el AMBA comprende a la Ciudad de Buenos Aires, y que esta región tiene sus propias características y dinámicas, en muchos casos muy alejadas de los procesos administrativos que se emplean en la gestión de los municipios del interior. Dicho esto, no se entiende por qué no existe aún una organización territorial con estatus legal y jurídico distinto y diferente para ambas realidades (AMBA con CABA incluida, e Interior).

Plan Génesis 2000
Biblioteca del Cabildo Abierto del Municipio de Temperley

Y comenzando por el AMBA, diremos que en 1993, el gobernador Duhalde le encargó al por entonces diputado nacional Carlos Raúl Álvarez la división del Gran Buenos Aires. La idea era redimensionar al Conurbano Bonaerense para lograr una provincia más equilibrada, con proyección y desarrollo. Así, Álvarez coordinó un minucioso trabajo de relevamiento y factibilidad como representante de la Provincia en el Consejo Federal de Inversiones (CFI).El proyecto fue elaborado en cuatro ejes: socioeconómico; infraestructura; jurídico e institucional; y financiero, y del mismo participaron urbanistas, arquitectos, abogados, cientistas políticos, ingenieros, licenciados en economía y educación.

El objetivo era lograr municipios de hasta 300 mil habitantes y con el fin de optimizar las gestiones locales y fue una iniciativa del entonces gobernador Eduardo Duhalde.

El proyecto “Génesis 2000”, en 1995, creó los partidos de San Miguel, Malvinas Argentinas, José C. Paz, Ituzaingó, Hurlingham y Ezeiza.

Por aquél entonces, a fines de los '90s, Temperley (que incluye también Llavallol, San José y Turdera) recibió el aval para su creación por parte de la Provincia y del Municipio de Lomas de Zamora, los cuales presentaron el Proyecto de Ley de Creación del Municipio.

El ambicioso proyecto proponía muchos municipios más para dividr, pero seis municipios grandes evitaron que los achicaran.

Los flamantes nuevos partidos todavía hoy reivindican que por entonces dejaron de ser el "patio trasero" de las viejas ciudades cabeceras y que con su creación el Estado se acercó a los barrios.

Los técnicos que elaboraron el proyecto "Génesis 2000" original también proponían la división de La Matanza y también proyectaban dividir Lomas de Zamora, Quilmes, Merlo, Almirante Brown y Tigre, todos distritos superpoblados. Sin embargo, los sucesivos gobiernos provinciales desestimaron estos estudios.

Pero en términos históricas, la división es la norma, no la excepción. El aumento de la población en un distrito hace que el vínculo entre el ciudadano y sus representantes sea cada vez menor, perdiendo calidad democrática. En los distritos superpoblados, como La Matanza o Lomas de Zamora, muchas veces la ciudadanía no tiene conocimiento de sus representantes ejecutivos y legisladores.

A modo de ejemplo, ¿alguna vez se dividió el partido de Lomas de Zamora? El partido de Lomas de Zamora es la resultante de dividir el partido de Barracas al Sur (Avellaneda) en 1861. Ya Barracas al Sur se había escindido de Quilmes en 1852. Volviendo al partido de Lomas de Zamora, se dividió ya 2 veces. La primera en 1873 para crear el partido de Almirante Brown. En 1913, cuando apenas contaba con 59.000 habitantes, se divide por segunda vez para crear el partido de Esteban Echeverría.

Entender el problema es la primera parte de la solución.

La población de la provincia de Buenos Aires se multiplicó por 900 desde 1820, sin embargo la cantidad de municipios solo creció 5 veces, desde los 28 de aquellos años hasta los actuales 135.

Por superficie, y si fuera un país, ocuparía el puesto 71° entre los países del mundo. Es levemente más grande que Italia, y decididamente más grande que Gran Bretaña. También es similar a Polonia, y es apenas más chica que Alemania.

A su vez, estaría en el puesto 68° del mundo por población, por delante de Países Bajos (Holanda), Bolivia, Bélgica, Cuba, Rep. Checa, Suecia, Portugal, Austria, Suiza, Paraguay, Dinamarca, Noruega y Nueva Zelanda, entre otros. Toda la población de Uruguay es 1/5 de la población bonaerense.

Hablando de Uruguay, allí se crean automáticamente municipios cuando una localidad llega a los 2.000 habitantes. Así, en 2015, se crearon automáticamente 11 municipios, totalizando los actuales 100 municipios (1 cada 35.000 habitantes en promedio). No está de más decir que Uruguay se ubica en el puesto 13° del Índice de Democracia Global que publica anualmente el semanario The Economist.

Similar criterio tiene Córdoba, donde la población requerida para crear un municipio es de 2.000 habitantes, aunque si no llega a esa cifra se constituye una comuna. Córdoba actualmente cuenta con 426 municipios y comunas (1 cada 9.000 habitantes en promedio).

En Santa Fe, 500 habitantes pueden formar una comuna, y 10.000 un municipio. Santa Fe tiene hoy 362 municipios y comunas (1 cada 9.900 habitantes en promedio).

En Buenos Aires, no hay un requisito de población para crear un municipio. Los municipios no se crean automáticamente, como en los casos anteriores. El resultado: la provincia tiene hoy 135 municipios (1 cada 132.400 habitantes en promedio) y su calidad democrática es ciertamente deficitaria.

En población, el Municipio de Avellaneda es similar a la Provincia de La Pampa; Berazategui y Esteban Echeverría, cada uno equivale a Santa Cruz; Pilar equivale a La Rioja; Gral. San Martín a Catamarca; Lanús y Tigre, cada uno representa San Luis; Almirante Brown, Moreno y Florencio Varela, son cada uno similares a Formosa, y Merlo es similar a Chubut.

En población, los municipios de Lomas de Zamora, Gral. Pueyrredón (Mar del Plata) y Quilmes, combinan cada uno las poblaciones sumadas de Santa Cruz, La Pampa y Tierra de Fuego, y cada uno es similar a Chubut o a Neuquén.

Solo el Municipio de La Plata concentra una población superior a la de 9 provincias.

La estrella de mayor magnitud en el firmamento de los municipios bonaerenses es La Matanza, que es el 6to. gobierno del país en población, solo superado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los gobiernos de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, y por el gobierno nacional.

La provincia de Buenos Aires representa el 37,7% del total de la población del país, es 5 veces más poblada que la provincia que le sigue (Córdoba) y es 100 veces la provincia menos poblada (Tierra de Fuego, Antártida e Islas de Atlántico Sur).

La letra basal de la Ley Orgánica de las Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires data de 1958 (Decreto-Ley 6769/58), y está a su vez basada en el Capítulo Municipal de la Constitución provincial, que data de 1873 y aún no ha sido modificado.

La Constitución Nacional de 1994 instó a todas las provincias a ordenar sus regímenes municipales.

Córdoba había reformado su sistema municipal en 1991 (Ley 8.102), Santa Fe lo hizo en 1986 (Ley 2.756) y Entre Ríos en 2011 (Ley 10.027), por citar solo algunas jurisdicciones limítrofes. Buenos Aires aún no lo hizo.

Todas ellas (excepto Buenos Aires) con Constituciones provinciales que consagran el autogobierno a comunidades que cumplan ciertos requisitos de población.

Así, hoy Córdoba cuenta con 426 municipios y comunas, Santa Fe con 362 municipios y comunas, y Entre Ríos con 83 municipios.

Buenos Aires solo cuenta con 135 municipios, para una población 5 veces la de Córdoba, que es la 2da provincia en cantidad de habitantes.

Seguinos